¿A quiénes apoyamos?




¿Por qué, de entre todos los colectivos, hemos escogido trabajar con presos?

No podemos afrontar la reinserción social del reo sin pasar por la restauración personal y moral del mismo: el problema del ser humano no se encuentra en el sistema de penas, ni en la  Administración o en la familia; el grave problema del ser humano es su corazón.

Es imprescindible la mediación y la reconciliación del interno con su familia, con el Estado, con sus víctimas, y lo más difícil, con él mismo, porque sólo por el respeto a uno mismo se logra el respeto a los demás.

Por eso nuestro trabajo va encaminado a acompañar a la persona desde dentro permaneciendo junto a ella en todas las fases y etapas del proceso a través de nuestros talleres, programas, visitas y atención directa y especializada, además de contar desde hace poco tiempo con una  CASA DE ACOGIDA para mujeres, y en un futuro acoger mujeres con niños que han nacido y están creciendo en prisión.

Esto es lo que hacemos: tenderles la mano para dar los primeros pasos hacia su libertad y enseñarles a valerse por si mismos en una sociedad que al principio percibirán hostil.
Hemos podido comprobar que la reinserción no solamente es posible, sino que es una realidad en la vida de muchas personas, que ahora están trabajando codo con codo con nosotros por la reinserción de otros.

Que por qué con presos?… porque creemos que el perdón y la reconciliación vencerán al odio y a la venganza.

FacebookTwitterGoogle+Compartir